Ante mi necesidad perentoria de reflexionar tras los últimos acontecimientos, pensé en desaparecer un rato de mi rutina, buscar un sitio tranquilo donde poder (esta vez) perderme intencionadamente. Y aparecí allí… en el mismo sitio donde hace más de un año yo era otra y mi todo era la nada. Por entonces sí que estaba “más perdida que un pulpo en un garaje” (frase adoptada de mi primer marido que siempre me ha hecho gracia).

Mientras llego subiendo las escaleras de madera, casi puedo escuchar el estertor de la última vez que estuve allí, cuando la pena era más oscura que mi sombra.

Silencio.

Los mismos bancos de madera para el picnic…, la primavera ya avanzada con el manto verde que amortigua las pisadas y algún camino suelto marcado por los pasos de quien los recorre de ida y/o vuelta es el resumen del sosegado entorno.

Sentada en el mismo lugar, sin nadie enfrente, sin palabras, sin heridas, sin dolor y también esta vez con un café entre las manos, recordaba perfectamente como me había sentido o cómo había estado allí mismo tiempo atrás.

Sonrío.

Enciendo un cigarro intentando recordar la conversación que tuvimos #activandomorbo que él tuvo, su discurso, pero mi mente hoy cuida de mí y me protege. Sólo consigo recordar palabras sueltas y no puedo unir ni una frase entera, quizás es que en aquel momento tampoco escuchaba por más que me ahora me esfuerce en recordar. Su voz…, hace tiempo que olvidé su tono, sólo recuerdo su dislalia con erres vagas. Después de todo, ya no tiene ningún sentido recordar #quemasda

Mientras doy el último sorbo de café levantando la cabeza, el sol me da en ella, la mantengo levantada con los ojos cerrados, recuerdo aquella letra de la canción de Pastora Con los ojos cerraos se ve tó naranja, con lo bien que se está sin estar en ná”.

Qué sensación tan agradable!!! Adoro el sol de primavera. Cuando bajo mi cabeza, mirando el vaso de papel vacío, como un flash veo su rostro de aquel día, serio, distante, infranqueable, desconocido. Es una pena después de todo que no lo recuerde sonriendo por última vez, con todas las horas que perdimos dando vueltas a la nada allí mismo… y yo aferrándome en bucle a lo inexistente… El show que te marcaste aquel día sobraba #querido, pienso ahora.

Ese día con mi corazón roto, ofuscada ante aquel amor que me empujaba con desprecio de su vida para que saliera desde ese mismo instante…, sólo pude tragarme la desesperación y volver por donde había venido, sola o desolada (ese sentimiento tan complicado de explicar), sin girarme a mirarle una vez más, tenía todo lo necesario para empezar de nuevo, aunque me costó todavía bastantes lágrimas más.

Me obligo a recordarme lo mucho que le amé para enterrar cualquier signo de malestar. Prohibo el sentimentalismo negativo, porque sólo me afecta a mi y no lo quiero sentir, ni por él ni por nadie, ya tuve suficiente para cubrir el resto de mis días #desactivandomorbo

Suspiro.

Los suspiros deben ser algo así como un pensamiento muy interno que debes callar, pienso.

Cuando me levanto de aquella mesa de madera para tirar el vaso de café, veo unas amapolas tiradas en el suelo. Las amapolas… con lo bonitas que son mientras están en la tierra y a la que las arrancas pierden toda su vida. Hay cosas que es mejor disfrutarlas mirándolas y no poseyéndolas. ¿No estás de acuerdo?

Y que he vuelto a este sitio para pensar tranquilamente sobre una situación que nada tiene que ver con la que viví allí en aquel momento, pero he de plantear que camino tomar y en este caso ni el instinto, ni la conciencia, ni siquiera los sentimientos se interponen entre la razón y yo. Decisiones, son igual de odiosas que necesarias.

Ya no compro tallas grandes, tan sólo las que se ajusten a lo que necesito. Las cosas pasan porque tienen que pasar, pero también puedo elegir por donde tirar o guardar…

“No eres lo que logras, eres lo que superas”

Te deseo que tengas un buen día!

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest