Imagen: Chicago, Septiembre 2015

Interior del Cloud Gate, aunque parezca mentira.

Nada nos engaña tanto como nuestro propio juicio”

Leonardo da Vinci

Normalmente se miente ante una situación que vemos pocas posibilidades de salir victoriosos (autoprotección), o para evitar herir a la otra persona (por proteger), entre otras. Dos acciones fusionadas por no decir la verdad, dan para escribir una tesis sociológica de #cojones.

Y curiosamente cuando pronuncio la palabra mentira en voz alta, todavía me viene a la cabeza un tipo que mintió de mala manera, en este caso por auto-protegerse. Me metió en un embolao de #tresparesdenarices y lo que más me amargó de toda aquella historia, es que nunca lo reconoció, aún teniendo la oportunidad de poder rectificar y solucionarlo. El miedo le pudo y a él siempre le podrá, por lo tanto, seguirá mintiendo el resto de su vida ante cualquier situación que le provoque ese pánico de enfrentarse a una verdad y/o reconocer una cagada por su parte. #yateapañarasquerido.

Me demostré que tuve más huevos, en varias ocasiones, porque posiblemente, me importaba más el tercero que a él, al que no tuvo ni tendrá nunca agallas de enfrentarseEn cualquier caso, no es mi libro y no estará en ningún capitulo más de mi vida.

Prefiero centrarme en lo que me molesta posiblemente más y no se habla tanto de ello: La ausencia de una información / comunicación / justificación / explicación… es para mí también una mentira si cuando me entere de esa “verdad”, eso que me faltaba saber, no me va a gustar.

Alguien en su momento me hizo ver la importancia de la pregunta: ¿Me gustaría que me lo hicieran? ¿Me gustaría saberlo? ¿Me importaría si…? Desde entonces lo aplico en cada decisión, en cada duda que tengo en mi vida. A mi personalmente, me hace sentir mejor persona reflexionarlo. Pienso que si la gente la utilizara, todo sería más fácil y viviríamos sin hacernos tanto daño los unos a los otros, pero desgraciadamente no es así y la inmensa mayoría ni se lo cuestiona. ¿Y qué se suele hacer? Entre otras, se utiliza el recurso fácil: mentir u omitir, para mí es lo mismo #perdonequeinsista.

Con un mail en borradores desde hacía varios días, y tras muchas dudas, me hago la eterna pregunta en un rato que consigo estar relajada y sólo cambio el “Asunto”.  Sin releer decido dar al botón “Enviar”.

Por fin algo de descanso mental. Una cosa menos.

Ocultar información a estas alturas de la película no va conmigo, y me resulta contraproducente tener eso en mis pendientes de gestionar. Después de todo para mí sería una omisión, y recuerdo que ante todo somos personas, aunque nunca nos “comprendimos”por mi parte ya tengo la conciencia bien tranquila. Posiblemente seguirá escuchando las mismas mentiras, o nuevas, quizás un día añore mis viejunas verdades, a lo mejor logre valorarlas aunque sea tarde y quizás, hasta le confiese un día en catalán las mentiras que dije en castellano post mortem sin sacerdote. Ops!

Mis hijos mienten y con pequeñas cosas sin importancia, que es peor. Les hago entender que aunque sean pequeñas, con el tiempo se vuelven grandes, gordas y feas como esas pecas que luego se convierten en verrugas; y cuando se den cuenta, ya no estará en sus manos retomarlo y solucionarlo. Llegado ese momento, (que llega, todo llega) brazos en jarras #siyatelodecia (topicazo de madre, sí) sentémonos, hablémoslo y veamos que podemos hacer. Últimamente lo practico bastante, me tienen frita.

Y los #amigos y los #conocidos mienten, sí, también mienten, pero molesta menos y he llegado a la conclusión de que no es mi problema los inputs distorsionados que me llegan. Ha dejado de afectarme lo de los demás, bastante tengo con lo mío, que no es poco.

También he entendido que se sufre más por lo que imaginamos, que por lo que realmente sucede (verdad), creo lo que veo, no hay más. Con todo mi amor (mentira), qué sufran ellos con lo que quieran explicar!

Mentiras enteras, compulsivas, piadosas, autoengaño, medias verdades, omitidas… conceptos que forman parte de la compleja mente humana… y todos alguna vez hemos utilizado alguna modalidad de una manera u otra.

Nunca me gustó jugar a verdad, acción o beso.

Y yo mentí, miento y mentiré, ¿soy honesta por declararme mentirosa?

😉

Qué tengas un buen día!!!

 

 

 

Entre verdades y mentiras hoy nos acompaña de fondo esta canción de Héroes del Silencio con La Chispa Adecuada.

Gracias a mi gran amigo F. que me la envía un viernes cualquiera, de una semana cualquiera, a una hora cualquiera.

A F. le quiero de una manera muy especial, es sencillamente mío.

Es la única persona que consigue actualmente sonrojarme siendo simplemente amable. Su delicadeza al comunicarse, su tacto verbal, su dulce expresión…

Compartimos clase unos años en EGB hasta que el instituto nos separó y nos perdimos la pista para encontrarnos de nuevo con 18 años, volvimos a separarnos y con 30 y pocos, nos reencontramos! Qué ilusión!!! Viva Facebook!!!!

Casualmente, ingeniero de Telecos (qué friki!!!) ahora trabajamos en el mismo sector y sólo tenemos en común charlar abiertamente de las emociones y si se tiene que llorar, se llora!

La vida nos ha llevado por caminos muy diferentes, pero siempre nos tendremos para darnos un abrazo cuando lo necesitemos. Lo sabemos los dos.

Esto… ya lo voy a necesitar pronto, nene!!!

Gracias, F.!!!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest