Si tienes algo que te inquieta, te atormenta o te perturba, llama a Esperanza Gracia, pero deja de hurgar en la vida de tu ex!

Brazos en jarras mientras te escucho y te entiendo.

“Lleva varios días escuchando las canciones que le pasé en Spotify, se conectó hace 3 horas al Facebook, ha colgado una foto en Instagram de un bar donde tomamos café, ha hecho RT de una frase célebre que comentamos en una ocasión…”

Cuando escucho este tipo de obsesión (comprensible en todo caso, no lo juzgo) siempre expongo mi anécdota de fisgona molona. Así que si me lo comentas y me estás leyendo, a la que empiece a decirte “confieso que” dime: “sí, leí tu post” y me ahorro todo el rollo. OK?

Ahí va: Confieso que un par de meses más tarde de haberse dado todo por finalizado, tuve curiosidad de saber que música escuchaba en Spotify (ya que las canciones siempre estaban presentes en nuestra relación y paralelamente, en la vida de ambos) y como le bloqueé se eliminó nuestra bandeja común de música y pensé (de paso) que quizás se había hecho una playlist con ellas.

¿Qué esperaba encontrar? Pues eso, alguna huella de lo que fue… ¿me añora o me olvida?…, lo sé… #quepavasoy #quemevasacontar

La serendipia en su máximo esplendor hizo su efecto al entrar en su perfil.

“Gracias, esto me lo ha puesto mucho más fácil”, pensé tras haberlo digerido.

Si buscas, corres el riesgo de encontrar algo que pueda no gustarte y es justo lo que me pasó! #quefort Para ser sincera, lo tuve bien merecidoNo he tenido la necesitad ni la curiosidad de averiguar nada más desde aquel glorioso día, te lo aseguro.

El problema es que interpretes señales que no vayan contigo y así te las creas, porque entonces sigues buscando, indagando y convirtiéndote en la Agatha Christie de las Redes Sociales.

No estáis juntos, no estás en su vida, la otra persona vive como ha decidido vivir sin contar contigo. No te creas el ombligo del mundo, porque ya no le interesas.

#openyoureyes

Haz un favor a tu salud mental, sin demora bloquea, bloquea, bloquea, bloquea en Whatsapp (de esta manera sabrás que cualquier “tiquití” que suene, no será de quién ansias, ya que no puede escribirte); en Facebook (por mucho que busques no encontrarás ni verás nada); en Instagram (ya no existirán sus fotos con mensaje presuntamente para ti); en Twitter (lo mismo!), deja de navegar buscando inputs que no van contigo.

Te aseguro que si quisiera algo, se pondría en contacto de cualquier manera, no te quepa la menor duda, cualquier excusa sería buena para hacerlo, pero no es colgando sus fotos, escribiendo en su muro o tuits para ti.

Si no tienes fuerza de voluntad para aplicar el #bloqueo, date de baja en internet y quédate con tarifa de voz para poder llamar a tus amigos o a Esperanza Gracia!

Pensamiento en modo abuela: Con lo fácil que era antes… , ponías Tipp-Ex con el pincel un poco seco (cómo se secaba el condenao, yo tenía diluyente y recuperaba bastante pero si te pasabas, no tapaba!), en la agenda de teléfonos pegotazo rugoso y escribías el nombre de otro/a encima… ahora con el 2.0 todo se complica… o nos complicamos… si es que vamos pá atrás, tanta tecnología… tanta tecnología…

Qué tengas un buen día!!!

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest