Cuánto daño nos está haciendo Mr. Wonderful… y decían que Disney era el culpable de creer en #princesos! Para mí estos esperanzadores mensajes con amorosos dibujitos, es la ingenuidad para adultos elevado a la máxima potencia. Un cactus es un cactus, un globo es un globo, esto acaba mal seguro! (Pídete ser cactus si lo intentas).

Asocio la Navidad al ♥amor♥, no lo puedo evitar, porque soy una defensora de él en grado máximo (verdad D.? no me cansaré de decirte que a full por amor!!!) y porque adoro la Navidad!

Supongo que ahora en estos días, debería embriagrarme de estas maravillosas frasecitas, dejarme llevar por la “magia”… pero desgraciadamente la Navidad este año me revuelve y me recuerda lo congelado que tengo el coraSón todavía sin reconstruir, y que así se quedará, sin ganas de ponerme las gafas y seguir bustando cachitos. Pero mi añoranza no es dulce, más bien es abrumadoramente castigadora, por lo que me causé y lo mal que me porté con #myself. De todo se aprende…

“Te podría decir cómo dueles pero te confieso que ya estaba esperando que algo me sacara la piel de los huesos” (como nos canta Marwan en Te Podría Decir) y ya llegó, creo que el “algo” es la ausencia sin espera. (Suspiro). (Vuelvo a suspirar). Sí, es eso, no es que lo crea, lo es.

Y, ¿cómo que adorando la Navidad no estoy escribiendo un post no apto para diabéticos con cantidades industriales de azúcar? Pues… porque este año no lo siento así… pero tal día hará un año y dos y tres…

Siempre me ha gustado creer (me declaro ilusa, como bien explico en la bio) que con los cambios de año llega la esperanza y la ilusión, y que los proyectos o lo anhelado se convertirán en realidad, que todo se arregla estrenando año, porque tenemos que ser positivos y bla bla bla… #unamierda.

Mis propósitos para el nuevo año, es no tener propósitos, que venga lo que tenga que venir. Que sí, que he aprendido…

Lo que está mal, seguirá estando mal a principios de Enero y puede mejorar… quizás, pero también hay que pensar que puede empeorar, que es como lo veo hoy según corren los días de Diciembre y con aliciente cero-pelotero #patetico, para las fechas en que estamos, lo se.

“Nunca me gustó el 2015”, me decía el otro día mi tata. “¿Crees que pinta mucho mejor el 2016?” Le cuestioné yo…

Pero que sí, venga, jodida pero contenta, que intentaremos pasar estas fiestas de la mejor manera posible, apartando un poco los #brownigs, tiñendo el ambiente de verde, rojo y dorado, brindando con cava (que en Navidad me sabe diferente que el resto del año, #noseporque) y haciendo un brindis preventivo #porsiaca, que no falte, por favor!!!

Eso sí, con mis mejores deseos para ti, te deseo:

FELIZ NAVIDAD!!!

navidad

No puede faltar mi clásico villancico, lo escucho cada año y hoy lo comparto contigo. 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest