No hay nada en la vida más complicado que decidir, que tomar decisiones. Y lo hacemos continuamente, en ocasiones sin ser conscientes (como cambiar de carril mientras conducimos) y en otras, parando a pensar qué o cómo modificar lo que no queremos, no nos gusta o simplemente mejorar nuestra vida.

Hoy rescato la primera foto (casi hace un año, como pasa el tiempo…) con la que inicié el Proyecto #28F15 donde citaba “Si quieres tomar algo para ser feliz, toma decisiones”; porque quiero hacer un brindis con esa copa llena de dudas que hemos tenido todos en algún momento.

Un brindis por las posteriores decisiones que hemos tomado ya sean buenas y malas, esas que el tiempo nos ha dado la razón o nos ha recordado lo mal que lo hicimos, pero al fin y al cabo por aquellas que a conciencia en su día reflexionamos y decidimos algo determinante buscando la “felicidad”.

Levanto la copa por mi amigo D., que ha decidido no rendirse, que sigue luchando por amor a pesar de que tiene a todo su círculo de amistades en contra y él una vez más, enamorado hasta la médula que está vuelve a por ella, a buscarla, a intentar que funcione escuchando únicamente a su corazón y sin importarle lo que piensen los demás #oletu. Brindo por él y por todos aquellos hombres y mujeres a los que los latidos del corazón les suenan más fuerte que el orgullo y la razón.

“Un sabio dijo: la mejor medicina es el amor y alguien preguntó ¿y si no funciona? el sabio sonrió y le respondió: aumenta la dosis”.

Levanto la copa por Esteban y Mónica por su sorprendente y peligrosa ingenuidad de seguir creyendo después de todo lo que han vivido y deciden sonreír sin miedo a nuevas y dudosas relaciones donde ellos mismos fluctúan, pero persisten. Son mis Floretes Powers preferidos. Brindo por ellos y por todas estas personas que como ellos van a corazón abierto (siempre), sin coraza, sin escudo, admirables.

“La vida está llena de altibajos, el truco consiste en disfrutar de los altos y tener coraje para superar los bajos”.

Levanto la copa por G. que ha decidido cambiar de trabajo por menos dinero buscando sólo una mejor calidad de vida, disponer de más tiempo para compartir con su mujer, con los suyos. Brindo por él y por los que valoran la calidez humana más que lo material, en cualquier caso son muy valientes al renunciar de lo supremo por lo esencial.

“Ser feliz no es tener una vida perfecta, ser feliz es reconocer que la vida vale la pena vivirla, a pesar de todas las dificultades”.

Levanto la copa por S. por haber decidido hacer su sueño realidad, por su esfuerzo en ahorrar tanto y durante tanto tiempo, para comprarse el coche de su vida que tan feliz le hace. Brindo por él y por todas las personas que tienen ilusiones, proyectos ambiciosos y siguen luchando por ellos día a día.

Mi amigo S. pertenece también al grupo de D., ya que estuvo 5 largos años intentando que su relación funcionara y ahora mantiene una preciosa y gran amistad con la mujer que fue el amor de su vida. Y para rematar, S. también se incluye en el grupo de los Floretes Power porque a pesar de todo, sigue creyendo en el amor y lo sigue buscando en su amplia puerilidad y timidez. Desde luego que este hombre se merece una #ola o dos.

“Si no hay ganas, no hay fuerzas”.

Levanto la copa por todos y cada uno de vosotros que habéis decidido subir en alguna ocasión los cuatro pisos sin ascensor de mi ático, simplemente para tomaros un café conmigo, a darme un abrazo o a “perder” varias horas de vuestro tiempo. Lo valoro muchísimo, de verdad. Brindo por ti.

“No existe la falta de tiempo, existe falta de interés porque cuando las personas quieren, cada momento es una oportunidad”.

Te deseo que pases un buen día. Brinda tú también. ¿Por qué? Simplemente, porque hoy es hoy!

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest