Maremagnum, Diciembre 2010

Mientras pongo en la cinta lo que he elegido para la cena, me distraigo en mis pensamientos ajena al ruido del super, no me quito la triste mirada de L. de mi cabeza cuando nos vimos ayer y quedamos sin demora para cenar juntas al día siguiente. Medio sonrío al pensar que nos alimentará más la conversación que los yantares de hoy.

También me dejo llevar hasta la tertulia de hace unos días con M. donde me decía que su marido no era feliz con ella, ni desde sus inicios, que él todavía estaba buscando a alguien mejor, convencida de que estaba con ella porque todavía no la había encontrado.

Me lo contaba con un café entre las manos mientras yo estaba #ojiplática pesando que ninguno de los dos era feliz entonces, aunque para ella su marido es lo más y prefiere sufrir esa angustia a no tenerlo. Puedo entenderla, aunque ya no lo comparta.

Pues quizás su marido sea de esas personas que nunca tienen suficiente, o quizás como mucha otra gente, ni siquiera él mismo lo sepa, y si lo sabe, no lo reconozca nunca y viva esperando encontrar a “alguien mejor”, pero los años pasan para todos y un día M. se cansará de dar más de sí para alguien que no la ha valorarlo nunca. Es lo que más deseo, que se canse, pero yo… #callaitaestoymasmona.

-¿Vas a querer bolsa? – Me pregunta la cajera en tono repelente y poco amable.

Me sacude de mis realidades. – No, gracias. Ya llevo. – Respondo sin mucho interés.

Recojo mi compra. Me pongo el casco y mientras paso frío sin guantes (desastre en modo on) recuerdo que hoy es hoy y le toca el turno a L. que aún está recuperándose de su última desilusión Tindera y parece que esta vez le ha hecho pupa.

Ya en casa, organizo la compra y suena el interfono. Siempre voy justa de tiempo! Apunto en la lista mental de “pendientes de mejorar” : La gestión del tiempo, como siempre.

-¿Jelou? -Contesto. – Me responde con un “soy yo” y ya puedo intuir su estado de ánimo… Uffff… Tengo dos botellas de cava, menos mal.

En mi cocina, como no… mientras hacemos la cena la miro, se ha quedado en silencio. Sé que da vueltas a sus amargos sentimientos, a su decepción. Niego con la cabeza, confiar con fe ciega en un tipo que miente más que habla…, si se veía venir…

Sin decirle nada, me acerco a ella y la abrazo. Puedo notar su pena a través de la ropa. Y lloramos las dos. Empatizo con el desamor y también con el amor. Creo que lloraré como una tonta en la boda de Manuel y Cristina este verano cuando se digan el “sí quiero” en la playa. Hacen una pareja tan bonita… Con lo que me gustan las bodas!!! Ya estoy nerviosa!!!

Me prometo que no voy a dejar de emocionarme nunca, no quiero volver a ser una #icewoman. Es el sentimiento más real y honesto que puedo sentir y me gusta! #yoconfieso Sí, mis miedos actuales es perder esa sensibilidad.

-Lo bueno de todo esto es que te servirá, niña. -Le digo convencida.

Todos son iguales.- Dice secándose las lágrimas.

-Cada uno es como es. -Le digo poniendo más cava en su copa.

Hay mentirosos, cobardes, egoístas, rastreros, desesperados que harían cualquier cosa por un polvo o verse con alguien con continuidad sin declarar abiertamente que sólo quieren sexo o que no eres la única. Aunque prefiero un cobarde a un mentiroso guapito como el que tenías, chica… Muy mono, sí, ¿y de qué te ha servido? Pero alguno debe quedar con ganas de enamorarse, mujer. Aunque creo que cada vez es más difícil con 40 y tantos años… Eso sí, deberías eliminar el Tinder durante un tiempo y disfrutar más de ti misma. Sal a pasarlo bien sin esperar, ni buscar nada. Vívete! Y no te ilusiones tan rápido del primero que se te cruce, aumentas las posibilidades de #hostiazoalcanto.

-Sí, estoy cansada de tanto fracaso tinderoY tú.. ¿Por qué no quieres volver a enamorarte? – Me dice cerrando un poco los ojos. (Está tan graciosa cuando hace eso!).

-¡¡¡Porque paso de estar como tú!!! – Sonrío – En serio, no estoy receptiva, quizás un día me vuelva apetecer, pero tampoco lo buscaría en Tinder!

Y con todos a los que ves… ¿No te pillas de ninguno?¿Cómo lo haces? Hay alguno que está muy bien, otros no sé ni quiénes son…

-Jajajajajaja, ¡¡¡ni lo sabrás!!! Si empezara a pillarme de alguno, simplemente lo dejaría de ver – Le vuelvo a sonreír – Pero a los que veo actualmente, a todos les encuentro alguna cosa que no me gusta más que para tener “tema”, me lo ponen fácil.

Yo no puedo acostarme con alguien sin sentir algo. -Me dice encogiéndose de hombros.

-Te repito, cada uno es como es. Pero yo sí que siento, mucha… libido!!!

Entre risas apago el fuego mirándola sin saber si mi sermón le animará a tener más precaución con su corazón, a que aprenda a protegerse, a darse un tiempo hasta que otro guaperas le haga #match y decida rendirse ante él nuevamente y si eso ocurriera; cruzar los dedos para que ninguno de los dos pretenda a alguien mejor y mantengan una relación por inercia, autoengañándose como el marido de M., que sigue buscando o no sin hacer nada dejando pasar los años…

Te deseo que tengas un buen día!!!

__________

Hoy nos acompaña mi amigo Jose Cañal, adoro a este hombre, por favor!!!

Un cover espectacular de Bruno Mars con “Runaway Baby“, que le va muy bien al post.

 Todos los sonidos de este video están hechos únicamente con la voz y las manos.

Vas a flipar!!!

La edición es espectacular, contando que primero grabas todos los sonidos…, la voz…, la imagen… yo que soy aficionada a la edición, valoro el resultado!!!

Y en directo este niño, es muy grande!!!

😉

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest