– ¡Qué bueno está tu novio!

– Si te refieres al morenazo de ojos claros que me acompaña a todos los eventos, con el que comparto extensas conversaciones, tiernas caricias, cenas al atardecer hasta que nos quedamos sin luz, diferentes puntos de vista, comidas con mágicas siestas, agotadores kilómetros patinando, besos apasionados, entretenidas series de TV, desenfrenado sexo, fresquitas cervezas con amigos, campeonatos de ronquidos agudos, abrazos estremecedores, divinos silencios, esporádicas intimidades, asombrosa complicidad, añejas experiencias, divertidos ratos de campo y playa…, sí… está buenísimo… pero no es mi novio.

Denominar “novio” vendría a ser algo así como emparejarte con alguien para vivir una relación sentimental con algún fin conjunto. Y sí que es verdad que tenemos un fin: que se acabará más antes que después.

Lo sabemos los dos. Él no puede renunciar a la vida que espera (yo tampoco lo permitiría) ya que no soy la mujer que está buscando para ello, ni él es lo que yo necesitaré a medio plazo, pero mientras llegan nuestras exigencias, hacemos un Carpe Diem vendándonos los ojos #alabadoseaelseñor

Hace tiempo que aprendí que nada es eterno y aunque no esperaba tener nunca una aventura como esta, he de reconocer que esta situación me ha enseñado mucho a valorar cada minuto compartido, a exprimir lo mejor de nuestros ratos para evitar que la rutina nos lapide convirtiéndonos en una “pareja más”, y también a añorarle lo justo sin dolor cuando no nos vemos.

Y me llama “amor”… con esa pureza que a mi me representa el conjunto de su significado, que me hace entornar los ojos con suavidad, sonreír tímidamente y dejar que me maquille el alma sintiéndolo tan cerca, acercándome a él.

Su curiosa necesidad de sentarse siempre a mi lado, con un café, tomando algo, charlando, comiendo… a mi me gusta mirarlo de frente y a él, mantener siempre el contacto (estas son nuestras máximas diferencias). Tengo las cervicales destrozadas, pero me las masajea en cualquier oportunidad que encuentra. Me encanta todo de él, todo él. Hasta cuando me abraza por la espalda aunque la tenga empapada en sudor, con la cosica que me da!!!

No podría describir nuestra “relación”, ya que empezó del revés y casi por error (sí, fue un error de calentón tras muchas birras en aquella bendita fiesta), sin bases, sin promesas, sin romanticismo, sin intenciones por ninguna de las dos partes y ha continuado, sin pretensiones, sin broncas, sin malas caras, sin un mal entendido en este medio año ya pasado. Cuando nos apetece nos vemos y cuando necesitamos nuestro aire, tan solo nos lo comunicamos respetando nuestra apreciada soledad.

Y cuando él me diga que ha llegado ese su momento, le daré un beso con los ojos cerrados, un fuerte abrazo y le dejaré ir deseándole lo mejor, pero sobretodo… agradeciéndole todos estos grandes momentos que estoy viviendo con él.

También he aprendido que el amor me puede llegar de nuevo, que puede estar acechado en alguna esquina, atacarme cuando más tranquila y segura de mi misma me siento, así que ya no digo eso (que tan convencida estaba): “a mi no me va a pasar” (¿verdad Cris? Borra aquel video… #pordios). Si llega la persona que necesito tener a mi lado, también se lo haré saber y estoy convencida que nuestra despedida será idéntica a la que le daré yo.

Y sí beibi, puede que sea mañana pero #quenosquitenlobailao

Así que… no es mi novio, ni mi amigo, ni mi churri, ni mi amante, es simplemente mi hallado tesoromi querido y amado pinchito al punto y un poco más, creo…

Además… digo yo… ¿hace falta #etiquetarlo?

Te deseo que pases un buen día!

PD. Hoy a 8.041,33 Kms. de distancia te pienso intensamente.

PD2. Recuerda lo que siempre te digo: bebe todo lo que quieras, ríete más y pásatelo como nunca, yo haré lo mismo.

PD3. Te abrazo pronto.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Pin It on Pinterest